Estética dental: Carillas #calidadvida

Dientes quebrados, desalineados, gastados, con machas o de tonalidades oscuras, son algunos de los problemas que las carillas dentales pueden eliminar para así mejorar tanto la apariencia personal, como la confianza del afectado.

La primera carta de presentación de una persona es su rostro e independiente de hablar de un aspecto físico o estético, el tener una sonrisa donde se muestre unos dientes quebrados, gastados, con grietas, manchas, desalineados o con coloraciones oscuras, puede mermar la seguridad de la persona afectada y entregar una calidad de vida determinada por un problema estético que sí puede ser solucionado.

“Si bien las carillas son un tratamiento principalmente estético, el hecho de mejorar la dentadura, además de entregar una mejor apariencia, beneficia la actitud general de la persona”, cuenta la Doctora Claudia Marín Diez, Licenciada en Odontología de la Universidad de Chile. “Muchas personas llegan a la clínica muy cabizbajas y con falta de confianza, pero cuando vuelven a control, luego del tratamiento de carillas, su actitud cambia en un 100% y se nota mucho la seguridad ganada por esta nueva sonrisa”.

Las carillas son finas láminas cosméticas para los dientes afectados estéticamente – quebrados, trizados, astillados, gastados, manchados, oscuros, desalineados, , desparejos o muy separados -, las que se elaboran comúnmente de porcelana o resina compuesta y se fijan a los dientes con un cemento especial, las cuales previamente deben ser elaboradas mediante un molde tomado del paciente en un laboratorio dental.

Lamentablemente, muchas veces este tipo de carillas puede despegarse, partir o perder su color, por lo que Clínica Odontológica Marín Diez implementó una innovadora carilla personalizada que se pincela y esculpe directamente en el diente, sin necesidad de moldes o varias sesiones.

“Trabajamos con una metodología mixta de carillas preformadas de alta sinterización y/o composites de nanotecnología para un desgaste mínimo o nulo de los dientes, obteniendo resultados naturales que hacen imposible detectar la unión de la carilla al diente, puesto que se busca además la coloración adecuada a las facciones y tonalidades de la piel del paciente, con ello se logran sonrisas naturalmente bellas, jóvenes—porque los dientes también envejecen—, sanas y duraderas”, comenta la Dra. Claudia Marín, miembro de la Academia Internacional de Medicina Oral y Toxicología.

Gracias a este tratamiento único en Chile, los pacientes tienen la seguridad de obtener como resultado una apariencia natural de la dentadura, ya que las carillas personalizadas se adaptan a las facciones y tonalidades de cada paciente, respondiendo a una exigencia de estética excepcional y altos estándares de prolijidad profesional por parte del especialista odontólogo.

Puede encontrar más información de este tratamiento de carillas personalizadas en www.clinicamarindiez.cl

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *