Jet lag: Cómo enfrentar este trastorno de sueño luego de un viaje largo

¡Atención viajeras y viajeros!

Sabemos que muchos están terminando de empacar para empezar unas merecidas vacaciones. Sin embargo, además de los pasajes, el alojamiento y el seguro médico, también es muy importante que tengan presente algunos tips para enfrentar el síndrome de cambio de zona horaria… ¡especialmente si su destino es Europa! Los invitamos a tomar nota, ya que nunca está de más prevenir.

El jet lag o también conocido como el “síndrome de cambio de zona horaria” es un trastorno del sueño que afecta a aquellas personas que realizan largos viajes en avión que implican cambios de muchas horas respecto al punto de origen del viaje.

“Lo que se afecta es el ritmo circadiano de la persona, que es el proceso que regula el sueño, las hormonas, presión arterial, temperatura, entre otros. El ritmo circadiano se ve afectado cuando el cuerpo se enfrenta a cambios bruscos del ciclo luz / oscuridad, por eso la persona puede sentir malestares” explica Pablo Guzmán, neurólogo de Clínica Somno.

Para comprender el fenómeno que ocurre al viajar en avión, es importante entender que el impacto cambia según la dirección de la travesía: “Si se viaja desde Chile, moverse hacia el oeste (Oceanía) trae un menor impacto que si se mueve hacia al este (Europa). Esto porque en esa dirección implica moverse contra la luz del sol, lo que engaña al cerebro pensando que la noche se alarga”. En tanto, si el viaje se realiza hacia el norte o el sur sin cambiar de región horaria, no hay efecto de jet lag” expresa el neurólogo Pablo Guzmán.

Si bien el trastorno no es grave y no le sucede a todos los viajeros, el organismo se resiente y se siente cansado, con sueño, dolor de cabeza e incluso dolores estomacales. El especialista de Clínica Somno señala que: “Habitualmente la adaptación dura normalmente 1 semana”.

Algunos de los tratamientos exitosos es la luminoterapia: “Se expone al paciente  a altas dosis de luz blanca durante unos 30 minutos, permite acelerar la adaptación y es útil para viajeros frecuentes como pilotos de aviones, entre otros. A ellos también les recomendamos el uso de lentes oscuros para evitar cambios tan bruscos en el ciclo circadiano”. Otra forma más común de enfrentar este trastorno es consumiendo melatonina: “Es un medicamento natural que en algunos casos permite ajustar el proceso del ciclo circadiano a la luz solar en el nuevo país donde el viajero se encuentre” concluyó Guzmán.

Si requieres más información sobre este tema puedes ingresar al sitio web de Clínica Somno Medicina del Sueño (www.somno.cl) y agendar una cita con un especialista antes de realizar un viaje largo estas vacaciones.