Machu Picchu sigue siendo el destino soñado el 2018

Santuario inca puede ser disfrutado todo el año sin inconvenientes.

Autoridades locales han reforzado medidas para preservarlo.

 Machu Picchu, la majestuosa ciudadela inca y uno de los destinos más visitados y fotografiados de Sudamérica no pasa de moda. Su imponente patrimonio histórico de la humanidad según UNESCO ha pasado por algunos cambios el año pasado, que incluyeron nuevos horarios de entrada y nuevas reglas para su óptimo cuidado, todo ello con el fin de uniformizar el volumen de visitas a la ciudadela y así preservar su legado de manera sostenible en el tiempo.

Gracias a estas previsiones el santuario histórico no se encuentra actualmente en la lista de patrimonios mundiales en peligro de la UNESCO y actualmente se beneficia con la uniformización de llegadas de turistas a la ciudadela entre el turno de la mañana y el de la tarde. Si tiene previsto visitarlo en estos meses –época de lluvias en los Andes y la Amazonía peruana– cautívese por sus verdes paisajes.

Conocer Machu Picchu es el sueño de vida de muchos visitantes nacionales y extranjeros. Por ello, es imprescindible que se ejerza un turismo responsable y sostenible en nuestro destino más emblemático e importante.

Machu Picchu ha sido protagonista en las listas de mejores lugares para visitar y destinos imperdibles en el mundo en los últimos años. También ha sido considerado como uno de los lugares que más han aparecido en Instagram en el 2017 gracias a los usuarios de esta red que quedan impresionados con la magnitud y belleza de su santuario histórico, sentimiento que definitivamente no se puede describir con imágenes ni palabras, se tiene que vivir.

Invitamos a los turistas a conocer esta majestuosa maravilla y otros destinos impresionantes que el Perú tiene para ofrecer con la amabilidad que caracteriza a los peruanos.

Cómo llegar:

Más de 40 vuelos diarios conectan la ciudad de Cusco con Lima, Arequipa, Puno y Puerto Maldonado. De manera estacional se encuentran vuelos hacia Trujillo.

Una vez en Cusco, se debe tomar el tren hasta el distrito de Aguas Calientes. De ahí, tomar un bus hasta la ciudadela de Machu Picchu.

Para los amantes de las caminatas y la aventura, se puede llegar realizando el Camino Inca. Para esto, se recomienda planear el viaje con meses de anticipación. Por mantenimiento, el Camino Inca suele cerrar en el mes de febrero.

Los horarios de atención se dividen en dos turnos: de 06:00 a 12:00 y de 12:00 a 17:30.

www.peru.travel